top of page

Join the Club

Join our email list and get access to specials deals exclusive to our subscribers.

Thanks for submitting!

  • Writer's pictureEasy Spanish

Lecciones de vida de William McRaven

Updated: May 11


“Lo que aquí empieza cambia al mundo” La teoría del Almirante, es que si cada uno de nosotros cambia la vida de al menos diez personas y estas a su vez cambian la vida de otras diez, en solo unos cuantos años habremos cambiado al mundo.




Podcast #: 139

Temporada: 4ta

Tema: Lecciones de vida de William McRaven

Tipo: Libro: Tiende tu cama

Audiencia: Todo Público

Palabras: 2755

Audio: 43 Minutos











Audio cover
PODCAST 139 Lecciones de vida de William McRavenBy Duq

Hola soy Duq esto es Easy Spanish y hoy como lo pidieron y se los prometimos, les traemos la segunda parte del episodio # 138! Tiende tu cama! Muchas gracias por sus comentarios a nosotros nos encanta que les guste nuestro temas, y en la continuacion del episodio anterior, les voy hablar especificamente de las lecciones de vida del almirante.


Pero antes y en un rápido resumen, y para ponernos en contexto recordemos que el libro Hazte la cama está basado en el emocionante discurso de graduación que ofreció el almirante a la promoción del año 2014 de la Universidad de Texas.


El almirante trató de convencer a la promoción del 2014 para cambiar un mundo de ocho billones de personas, haciéndolo de 10 en 10 personas. Y llegó a la conclusión de que en cinco generaciones la vida de 800 millones de personas habrá sido cambiada por aquellas 800 personas sentadas escuchando su discurso aquel día del año 2014.


El lema da la Universidad de Texas es “Lo que aquí empieza cambia al mundo” Esta teoría (o más bien, su aplicación) me recuerda bastante al argumento de la película Cadena de favores del año 2000. Por cierto una de mis películas favoritas y si no la han visto se las recomiendo.


El protagonista, Trevor, un niño de 11 años, decide llevar a cabo un experimento para su clase de ciencias sociales con la intención de mejorar el mundo bajo una simple premisa. La cual consiste en que, él hará una serie de favores a tres personas y, a cambio, ellos le devolverán el favor haciendo algo para otras tres, y así sucesivamente.


En esta comparación, solamente tenemos que cambiar los número de tres a diez. La teoría del almirante es un poco más ambicioso, pero recordemos tambien que Trevor era solo un niño de 11 años. Pero el punto aquí es que ambas teorías tienen el mismo propósito.


Y para seguir refrescandoles la memoria, o para aquellas personas que no escucharon el episodio anterior. Tender la cama es la primera asignación de un marino cuando inicia el día. Esta tarea, a pesar de su simpleza, es inspeccionada y sometida a una rigurosa prueba. Según nos cuenta el almirante, la cama debe estar tan perfectamente tendida que si los inspectores arrojan una moneda sobre el colchón debe rebotar hasta cierta altura.


Esta tarea les enseña a los marines que, sin importar lo insignificante que pueda parecer la labor realizada, debe ejecutarse con la máxima dedicación y perfección. Ninguna labor es irrelevante, en especial cuando hay vidas en riesgo, y saber que podemos completar algo con la mayor excelencia nos ayuda como personas, con nuestra autoestima, y hasta atrae la atención de los demás.


Bueno, y ahora sí, sin más preámbulos ¿Están preparados para aprender estás lecciones lecciones de vida de los marines americanos? Si, empecemos.


Lecciones de vida de William McRaven

1. La lección de la cama

“Si quieres cambiar al mundo…, Empieza tu día con una tarea cumplida.”.

Los buenos hábitos se crean haciendo pequeñas cosas y a como pasa el tiempo generamos el hábito de hacer grandes cosas.

Iniciar tu mañana tendiendo tu cama hace que tu día sea maravilloso pues genera la sensación de éxito y orgullo la cual nos lleva a realizar muchas más tareas.

Recuerda que para lograr grandes cosas primero tenemos que encargarnos de las pequeñas.

Si quieres cambiar al mundo…, empieza por tender tu cama.


2. La lección del grupo

“Si quieres cambiar el mundo, encuentra una pareja. No podrás lograrlo solo”.

¿Estamos cambiando “mi” mundo o “nuestro” mundo? Los humanos somos personas sociables.

Recuerda “Si caminas solo, irás más rápido; si caminas acompañado, llegarás más lejos”

¿Tú que prefieres, avanzar rápido o llegar muy lejos?

El trabajo en equipo es fundamental pues los grandes logros se consiguen trabajando con un conjunto de personas.

De eso se trata de apoyarnos y obtener los resultados que deseamos.

Si quieres cambiar al mundo…, encuentra a alguien que te ayude a remar.


3. La lección del corazón

“Si quieres cambiar el mundo, valora a las personas por el tamaño de su corazón, no por el tamaño de su aletas”.

Tengo una teoría acerca del peso y el tamaño de las personas. Me da la impresión de que las personas bajitas se esfuerzan más en todo lo que hacen.

Tienen un corazón grande en un cuerpo pequeño. La motivación puede triunfar sobre la inteligencia y si trabajamos para fortalecer ambas, podremos cambiar el mundo.

Recuerda: El color de tu piel es intrascendente, tu estatura no importa, tu etnia es lo de menos, el dinero no te hace mejor persona.

Lo que te hace grande es el tamaño de tu corazón.

Nunca dejes que nadie te diga que no puedes, tu eres capaz de hacer lo que te propongas siempre y cuando así lo desees.

Ten determinación y tenacidad para enfrentarte a los grandes retos, estas son herramientas esenciales incluso sobre el talento.

Si quieres cambiar al mundo…, mide a las personas por el tamaño de su corazón.


4. La lección de tener un mal día.

“Si quieres cambiar el mundo, supera los malos momentos siendo una galleta de azúcar y sigue remando. La vida no es justa, sigue adelante”

Algunos días no importa lo que hagas, cuan duro trabajes…las cosas a veces no salen como las has planeado.

Los fallos proporcionan experiencia y, como no somos perfectos, necesitamos prepararnos para este tipo de días.

El ejercicio llamado “galleta de azúcar” en el entrenamiento de los marines está diseñado para que los reclutas lleguen al final del día tras haber superado un calvario. Así que cuando nuevamente tienen un mal día son capaces de saber que todo se supera y que mañana será un día mejor.

A veces sin importar cuanto te esfuerces, sin importar lo buena o bueno que seas, fallarás. No te quejes, no culpes a la mala suerte. Párate derecho, mira hacia el futuro y ¡sigue adelante!

Si quieres cambiar al mundo…, olvida que fuiste una galleta azucarada (que fracasaste) y sigue adelante.


5. La lección de hacer trabajo extra.

“Si quieres cambiar el mundo, no tengas miedo de los circos que se crean”.El fracaso puede fortalecerte.

Cuando se falla en un entrenamiento físico, ése grupo de marines debe hacer dos horas más de ejercicios diseñados para desanimarlos anímicamente, y para que abandonen. Pero estos ejercicios realmente les ayuda a mejorar su resistencia y a no rendirse.

Todos vivimos en nuestro “circo” particular, y algunas veces podemos estar exhaustos, confusos.

Y en esos momentos no podemos abandonar nuestras responsabilidades, tenemos que seguir trabajando. Haciendo esto, nos fortalecemos, aprendemos y ganamos confianza.

Hacer lo mínimo no es suficiente en muchas ocasiones, así que trata de dar siempre lo máximo. Procura siempre hacer un poco más.

Se dice que entre más fracasas más experiencia tienes y te vuelves mejor, así que no temas fracasar, teme no hacer nada al respecto.

Si quieres cambiar al mundo…, no temas al circo (al fracaso, a la vergüenza, a la humillación).


6. La lección de superar tus miedos.

“Si quieres cambiar el mundo a veces tienes que despejar primero tu cabeza de obstáculos”. Arriésgate en grande.

El entrenamiento de los marines incluye dos carreras de obstáculos a la semana. Y uno de los obstáculos más temidos es el llamado “descenso por la vida”. Es peligroso y pone a los marines en verdadero peligro.

Se dice que “El miedo es el asesino de la mente”.

El miedo paraliza tu mente. Pero a veces, tenemos que arriesgar, y para ello es necesario tener siempre un propósito que nos ayude, que nos motive a continuar.

La vida es una contienda y el potencial del fracaso está siempre presente, pero aquellos que viven con el temor al fracaso, a las dificultades o a la vergüenza, jamás alcanzarán su máximo potencial.

Si no desafías tus límites, si no te deslizas de cabeza de vez en cuando, si no arriesgas en grande, jamás sabrás lo que verdaderamente puedes lograr en la vida.

Ve, arriesgate y descubre el paradigma del éxito y el fracaso.

Si quieres cambiar al mundo…, deslízate de cabeza por el obstáculo.


7. La lección de enfrentarte a “tu tiburón habitual”. Enfréntate a los bravucones.

“Si quieres cambiar el mundo, no te acobardes frente a los tiburones de la vida”.

Nos guste o no, tenemos que vivir nuestras vidas “navegando entre tiburones”. La lección número 6 del almirante nos recuerda que el miedo reduce nuestra capacidad.

Pero si estamos preparados para el encuentro con el “tiburón” de turno, nuestra forma de responderle puede hasta sorprendernos. Los mejores supervivientes son aquellos que saben como funciona la mente del enemigo.

Los rivales prefieren atacar al débil y no al fuerte: “No te muestres nunca como una presa y no corras a no ser claro, que sea tu último recurso”.

El valor es una cualidad extraordinaria. Nada ni nadie puede interponerse en tu camino. Si no tienes valor, otros pueden definir tu destino y estás a merced de las tentaciones de la vida.

En la vida, para lograr tus metas, para finalizar tus recorridos nocturnos, tienes que ser un hombre o una mujer de gran valor.

Ese valor está en cada uno de nosotros, esmérate en buscarlo y aseguró que lo encontrarás en abundancia.

No tengas miedo de enfrentarte a grandes retos, ten el valor de enfrentarlo, arriésgate y conquístalo.

Si quieres cambiar al mundo…, no te acobardes frente a los tiburones.


8. La lección de dar lo mejor mientras experimentas lo peor.

“Si quieres cambiar el mundo, debes dar lo mejor en los peores momentos”.Ponte a las alturas de las circunstancias.

Muchas de las misiones de entrenamiento de los marines americanos incluyen peligrosas operaciones bajo el agua bajo la más completa oscuridad.

Todo el entrenamiento de los marines se basa en saber soportar ese momento para cuando llegue.

Nadie sabe cuando puede llegar nuestro día. No vamos a recibir el entrenamiento de los marines pero estamos educados con unos valores y una ética que deben de ayudarnos a pasar por esos momentos difíciles. Lo importante no es como empieza, sino como acaba.

En la vida no hay momento más oscuro que cuando se pierde a un ser amado y, sin embargo, una y otra vez contemplé el momento en que familias, unidades militares, pueblos, ciudades y la nación entera nos unimos para ser la mejor versión de nosotros mismos durante esos momentos trágicos.

En algún momento de nuestras vidas, todos nos enfrentamos a momentos oscuros. Si no es la muerte de algún ser amado, entonces será algo más lo que destruya tu espíritu y te haga dudar del futuro. En ese momento de oscuridad busca en lo más profundo de tu interior y conviértete en la mejor versión de ti mismo.

Cuando las cosas se pongan difíciles recuerda que tienes que dar lo mejor de ti.

Si quieres cambiar al mundo…, se la mejor versión de ti en los momentos más oscuros.


9. La lección de alzar tu voz.

“Si quieres cambiar el mundo, empieza cantando cuando estés hasta el cuello”. Da esperanza a la gente.

La novena semana del entrenamiento del almirante (la semana infernal) consiste en seis días sin dormir, con continuos retos físicos y mentales, y un día que es un auténtico infierno metido en una zona de fango que hay entre San Diego y Tijuana y que tienen que atravesar.

Es uno de los ejercicios más duros del entrenamiento de los marines y uno de los cuales se producen más abandono. Cuando el grupo del almirante se encontraba hundido en pleno fango, uno de los MARINES comenzó a cantar y pronto el resto se le unió. Esto dio esperanza a todos.

Era una afirmación de que podían hacerlo. Puedes animar de esta manera sencilla (no importa lo mal que cantes) para transformar un momento duro en esperanza.

De nuevo habíamos aprendido una lección importante: El poder de una sola persona puede unir al grupo, el poder de una sola persona puede inspirar a aquellos que lo rodean, para darles esperanza.

La esperanza es la fuerza más poderosa del universo. Hace posible que las naciones aspiren a la grandeza. Puede levantar a los oprimidos. Puede aliviar el dolor de las pérdidas insoportables. A veces, lo único que se necesita es una persona que haga esa diferencia.

En algún momento, cada uno de nosotros nos encontraremos hundidos en el lodo hasta el cuello. Ese es el momento de cantar a todo pulmón, de sonreír de oreja a oreja, de levantar a aquellos que están a tu alrededor e infundirles esperanzas de que mañana será mejor.

Sé esa persona que haga la diferencia, da esperanza a las personas.

Si quieres cambiar al mundo…, empieza a cantar cuando el lodo te llegue al cuello.


10. La lección de llamar a la campana.

“Si quieres cambiar el mundo, nunca, nunca llames a la campana del abandono”.Nunca jamás te des por vencido.

De todas las lecciones que aprendí en el entrenamiento SEAL, esa fue la más importante.

La vida constantemente te pone en situaciones en las que doblegarse parece mil veces más fácil que seguir adelante, situaciones en las que todo parece estar tan en tu contra que darse por vencido parece más sensato.

A lo largo de mi trayectoria profesional, me vi constantemente inspirado por hombres y mujeres que se rehusaron a darse por vencidos, a sentir lástima de sí mismos.

La vida no es justa, es difícil, complicada, pero si seguimos avanzando y no nos damos por vencidos podremos disfrutar de sus beneficios, podremos conquistar lo que queramos.

Cuando un marine quiere rendirse y abandonar, lo que tiene que hacer es acercarse a la campana y tocarla. La pregunta es… ¿Cuál es tu campana? Lucha hasta el último suspiro y ayuda a los demás a tener una vida mejor…de nuevo!

Si quieres cambiar al mundo…, nunca, pero nunca, toques esa campana.


Y con esto concluimos las lecciones de vida del almirante de su libro Tiende tu cama, ¿qué te ha parecido, te identificas en algún punto, tú tiendes tu cama?


Por cierto, y en caso de que tengas curiosidad, en la lectura de este episodio en el blog te dejo el discurso original (con subtítulos en español) que dio pie a la creación de este libro.


Porque, para cambiar el mundo, tenemos que empezar principalmente con las cosas pequeñas.


Quiero agradecer a mi amiga Grisel Hernandez, ella fue quien me recomendó leer este libro y continuó transmitiendo el mensaje del almirante. Y hoy yo sigo la cadena de inspiración contigo. Porque aquí no solo aprendes español, aprendes muchas otras cosas, espero que sigas con este modelo de inspiración y lección de vida.


Te recuerdo que si, quieres practicar la lectura completa con el audio puedes ir ya a nuestro blog y buscar este episodio.


Visitanos en nuestra página web, escríbenos a nuestro correo ¡Y Únete a mis redes sociales !


En nuestro Blog también puedes encontrar otros temas interesantes en español para seguir practicando la lectura y la comprensión.


Si te ha gustado este episodio, marca te gusta! Y apoya nuestros Podcasts con una pequeña donación mensual para ayudar a mantener episodios futuros.


Tu contribución nos ayudará a seguir enseñando el idioma español de una manera diferente.

Puedes ir a nuestra página web o buscar el link de apoyo en cualquier plataforma de podcast que nos escuches, o en nuestra cuenta en Instagram, Tu apoyo es importante para nosotros!


Nuestros Podcast están disponible cada semana con un nuevo tema y recuerda que pueden escucharnos en Anchor, Spotify, Stitcher, Google Podcast, Apple Podcast, Tune In, Pandora, nuestra Web y en cualquier otra de tu plataforma de Podcast favorita.


Esto fue escúchanos. 4ta Temporada Nivel Avanzado.

Easy Spanish

Tu mejor experiencia hablando español ...





25 views

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page