top of page

Join the Club

Join our email list and get access to specials deals exclusive to our subscribers.

Thanks for submitting!

  • Writer's pictureEasy Spanish

Signos de puntuación


Los signos de puntuación son señales o marcas gráficas que ayudan a organizar el discurso para facilitar su comprensión. También ayudan a marcar las pausas y la entonación con que deben leerse los enunciados.


Los principales signos de puntuación son el punto, la coma, el punto y coma, dos puntos, las comillas, los paréntesis, los signos de interrogación, los signos de exclamación, los puntos suspensivos y el guión.


Para cualquier trabajo escrito, es esencial saber emplear correctamente los signos de puntuación.

Un buen uso facilita la comprensión de la lectura y la hace más fluida; un mal uso, distorsiona el mensaje y puede confundir la interpretación del lector. Lo cual es riesgoso para ambas partes.


Los signos de puntuación se consideran una parte indispensable de la escritura, pues hacen más fácil la lectura y la comprensión de los textos que se redactan. Por ejemplo, el punto y la coma sirven para separar ideas o conceptos.


Pero estos nos son los únicos que existen. En este post conocerás mucho mejor este tema y obtendrás los conocimientos para diferenciar los signos y emplearlos correctamente.


Signos de puntuación

Este es nuestro nuevo tema en el Blog


Si estás interesado en aprender español, de una manera diferente, con temas reales, variados y con mucha cultura general para conversar y practicar el idioma español. ¡Easy Spanish by Duq es el lugar!


¿Qué son los signos de puntuación y para qué sirve? ¿Cuántos son los signos de puntuación? ¿Qué significa cada signo de puntuación?


Los signos de puntuación son los signos ortográficos que organizan el discurso para facilitar su comprensión, destacando las relaciones sintácticas y lógicas entre sus distintos constituyentes, evitando posibles ambigüedades y señalando el carácter especial de determinados fragmentos (citas, párrafos, intervenciones de diferentes interlocutores). en un diálogo, etc.).



En el español actual, forman parte de este grupo de signos el punto, la coma, el punto y coma, los dos puntos, los paréntesis, los corchetes, la raya, las comillas, los signos de interrogación y de exclamación, y los puntos suspensivos. La mayor parte de ellos tienen, además, usos no lingüísticos, que quedan fuera de los límites de la ortografía.


De la puntuación depende en gran medida la comprensión cabal de los textos escritos, de ahí que las normas que la regulan constituyan un aspecto básico de la ortografía. El hecho de que, junto a usos prescriptivos, existan usos opcionales no significa que la puntuación sea una cuestión meramente subjetiva.


En este post veremos las funciones y usos de los diferentes signos de puntuación, estableciendo aquellos que son prescriptivos y orientando sobre aquellos otros que pueden depender de factores personales —como el estilo o la intención de quien escribe— o contextuales —como, por ejemplo, la longitud del enunciado—.


Y empezamos detallando aún más los conceptos.


¿Qué son y para qué sirven los signos de puntuación?

Para comprender mejor su utilidad, vamos a conocer en primer lugar la definición de este término. Los signos de puntuación son ciertos signos de ortografía y reglas gramaticales que tienen una marca en el texto, ayudando a interpretar las expresiones que se encuentran en el contenido. Así pues, permiten a la persona que redacta un texto la organización y presentación de una estructura correcta y de fácil comprensión.


A su vez, el lector tiene los recursos necesarios para identificar las pausas en el texto y la entonación que le ha dado su redactor.


Estos signos tienen una función que cumplir de total importancia para la comunicación escrita. El uso adecuado de estos recursos hace que la redacción sea coherente y no se encuentren ambigüedades en el contenido de un texto. Por lo tanto, los signos de puntuación sirven para ordenar un texto, otorgarle una estructura adecuada y jerarquizar las ideas principales y secundarias.


Su relevancia alcanza tal nivel que, en la lengua española, estos signos deben usarse obligatoriamente en la mayor parte de los casos, ya que utilizarlos o no hacerlo cambia el significado de lo escrito.



  • Punto (.)

  • Coma (,)

  • Dos puntos (:)

  • Punto y coma (;)

  • Puntos suspensivos (...)

  • Signos de interrogación y de admiración (¿? ¡!)


¿Cuántos tipos de signos de puntuación hay?

Como ya hemos nombrado, su finalidad principal es evitar que surjan ambigüedades que puedan confundir y ser un obstáculo para comprender el discurso. Asimismo, estos signos tienen otros propósitos y pueden señalar: citas textuales, diálogos, incisos, pensamientos de los personajes, etc.


Otro dato de interés que seguro no conocías es que ya en el siglo IX a.C. se hizo una inscripción en la que se empleaban estos signos. Se conoce como la Estela de Mesa, escrita en alfabeto paleohebreo y con una extensión de 34 líneas.


Desde entonces, los signos de puntuación se han extendido por casi todas las lenguas. En la lengua española, hay unas normas generales que se establecieron para que se utilizaran correctamente. A continuación, vamos a conocer un listado de los signos de puntuación, aunque más adelante nos adentraremos en los más importantes y usados a la hora de escribir.

El punto.

  • La coma.

  • Los puntos suspensivos.

  • El punto y coma.

  • Los dos puntos.

  • El guión y la raya.

  • Las comillas.

  • El paréntesis.

  • Los signos de interrogación y admiración.

  • La diéresis.


¿Cómo usar los signos de puntuación?



Las funciones de los signos de puntuación son muy importantes para la lengua escrita. Cada uno de los tipos de signos mencionados se emplean siguiendo unas reglas y tienen un objetivo dentro de la estructura narrativa. Por lo tanto, vamos a pasar a conocer las situaciones en las que es necesario usar cada signo y cómo funcionan.




La coma

La coma se emplea para marcar una breve pausa en un enunciado. Se trata de uno de los signos más complicados de usar, ya que depende en gran parte del estilo de escritura individual. En general, su uso se requiere para dar una pausa a una cláusula muy larga, aunque no pueden separar al sujeto de la oración del verbo principal. Teniendo en cuenta esto, sabemos que se utiliza para:

  • Separación de los términos de una enumeración.

  • Separar el vocativo de la oración.

  • Separación de determinadas locuciones adverbiales o conjuntivas.

  • Añadir incisos o cláusulas en una oración.

Por ejemplo:

  1. Fabián llegó de la escuela, hizo su tarea, se bañó y se quedó dormido.

  2. Si vienes, te esperamos; si no, nos vamos.

  3. El pueblo está a 3,5 km de aquí.


El punto

En todo texto encontraremos este signo, ya que es imprescindible para escribir. Se emplea para hacer una pausa larga. Conocemos tres tipos de puntos:

  • Punto y aparte: se finaliza un párrafo.

  • Punto y seguido: a diferencia de la anterior, se usa para la separación en un mismo párrafo.

  • Punto final: el texto se finaliza al poner este punto.


El punto y seguido: se emplea para separar los distintos enunciados que forman un párrafo. Después de un punto y seguido se continúa a escribir en la misma línea. Por ejemplo:


  1. Aún no hemos elegido el menú de nuestra boda. Lo único que sabemos es que será comida italiana.

  2. La empresa para la que trabaja mi hijo abrirá una oficina en Estados Unidos. Al parecer, serían trasladados a ese país el próximo año.

  3. El restaurant estaba lleno de gente. Optamos por ir a un café para poder charlar más tranquilos.


Los dos puntos

Al leer un texto que contenga dos puntos, deberemos hacer una pausa mayor que la coma, pero no tan grande como con el punto. Al usarlo, se quiere retransmitir al lector que a continuación verán una enumeración o algo importante que se quiera recalcar.


Generalmente, anticipa algo que se va a decir a continuación y se usa en los siguientes casos:

Antes de una enumeración o la introducción de ejemplos. Las cuatro estaciones del año son: primavera, verano, otoño e invierno.


Antes de una cita textual y como un llamado de atención. Por ejemplo: Dice el refrán: más vale tarde que nunca.


Tras las fórmulas de cortesía que encabezan las cartas y documentos. Por ejemplo: Estimada profesora:


Entre oraciones relacionadas sin nexo cuando se expresa causa – efecto o una conclusión. Por ejemplo: Perdió el trabajo, la casa, el carro: todo por el juego.


El punto y coma

Este signo también es complicado de emplear y no todos sabemos utilizarlo adecuadamente. Representa una pausa más larga que con la coma, pero más reducida que con el punto y seguido.


Se emplea para separar los elementos de una enumeración que incluyen conceptos separados por comas y puede ser remplazada por una conjunción o por conectores.


Para separar los elementos de una enumeración cuando se trata de expresiones complejas que incluyen comas. Por ejemplo:

Su pelo es castaño; los ojos, verdes; la nariz, respingona.


Antes de conjunciones y conectores (pero, aunque, pero, sin embargo, etc.), cuando se introduce una frase larga. Por ejemplo:

Hace muchos años deseaba visitar ese lugar; sin embargo, hasta hoy no había tenido oportunidad.


Los puntos suspensivos

Estos puntos suspensivos se representan con tres puntos (…) y no tienen espacio entre ellos. Se utilizan en los siguientes casos:

  • Para expresar temor, vacilación o duda.

  • Al final de enumeraciones abiertas, con el mismo significado que el etcétera.

  • Si se quiere dejar una expresión en suspenso o incompleta.

  • Si se cierra entre paréntesis quiere decir que se ha hecho una omisión intencional en una cita textual.

Ejemplos:

1, 2, 3, …

A pocas palabras…

Tal vez debería ir, pero… ¿Y si algo sale mal?

Tú dijiste que habías visto a… ¿a quién?

No sé si alguien de tu... bueno... de tu... ya sabes a lo que me refiero debería estar negociando.

Aquí tengo la evidencia final, Sr. Juez… um… estuvo aquí hace poco…

– ¿Sabes lo que tengo antojo…? - …papas.


Los signos de interrogación y admiración

Se usan para marcar la entonación del texto. Se colocan al principio y al final de oraciones exclamativas e interrogativas.


La interrogación se utiliza para formular una pregunta de manera directa, mientras que los signos de admiración o exclamación se usan en enunciados que tienen el propósito de expresar un sentimiento o emoción intensa.



Los signos de admiración o exclamación (¡!) son usados en los enunciados que expresan un sentimiento o emoción intensa. Por ejemplo:

¿Qué quieres?

¡Qué fracaso! ¡Fuera de aquí!


También, en las interjecciones: ¡Ay!, ¡oh!.


Cabe destacar que el uso de los signos de interrogación y admiración dobles, es decir, abiertos y cerrados, es exclusivo de la lengua castellana.


El uso de los signos dobles de admiración e interrogación se estableció por decisión de la Real Academia de la Lengua en el año 1754. Fue consecuencia de las continuas confusiones de lectura derivadas de la ausencia de elementos gráficos que anunciasen las preguntas o las admiraciones.


Otra nota importante:

El signo de exclamación indica al lector que debe elevar la voz. Por lo tanto, usar múltiples signos de exclamación es inútil en la mayoría de los casos y no debe hacerse a menudo.


En la escritura informal, a veces se utilizan múltiples signos de exclamación para indicar un énfasis o emoción más fuerte. Sin embargo, en la escritura formal sólo es necesaria una.


El abuso del signo de exclamación puede hacer que el escritor parezca sobreexcitado. Los lectores pueden encontrarte molesto y entusiasmado, o preguntarse si simplemente estás molesto.


El abuso del signo de exclamación hace que este pierda efectividad. Si la emoción o comicidad expresadas no son demasiado intensas, es mejor usar el punto.


No debes buscar que un signo de puntuación diga lo que no encuentras cómo decir con palabras.



Los paréntesis

También se usan de dos en dos y tienen la utilidad de crear incisos o cláusulas en el interior del texto. Así, lo que se encuentra dentro se lee aparte. Suele ser una aclaración o dato opcional.


Los paréntesis () sirven para delimitar. A través de ellos, pueden aislarse palabras, frases o párrafos incluso. Esto permite aclarar o aportar alguna información complementaria al texto principal. Por ejemplo:


  1. Ella viene a nuestra casa después del trabajo (alrededor de las seis)

  2. Hoy voy a visitar a mi abuela (la mamá de mi papá)

  3. Mi padre (un gran abogado) es la referencia fundamental que tuve a lo largo de mi vida. Mi hermano (el más chico) está estudiando medicina.


Las comillas

Otro signo que se usa en pares. Su finalidad es destacar alguna frase o término y resaltarla dentro de la frase. Pueden ser latinas (« »), inglesas (” “), y simples (‘ ‘), y se emplean para reproducir citas textuales, palabras de otro idioma y títulos.


El guión y la raya

Ambos se distinguen por la longitud de cada uno. El guión se representa con una línea corta y se emplea para separar palabras. La línea larga se utiliza para hacer incisos, pero también es el signo que se emplea para introducir un diálogo.


Diéresis

Consiste en dos puntos (¨) y se coloca en la parte superior de la vocal ‘u’. En español se usa sobre la u de las sílabas güe y güi si la vocal tiene que ser pronunciada. Por ejemplo, en el caso del término paragüero o pingüino.


En otras lenguas como el alemán o el francés, la diéresis modifica la sonoridad de las vocales de acuerdo a sus propias normas gramaticales.


Apóstrofo

El apóstrofo (ʼ) en español tiene varios usos. Podemos enumerar los siguientes:

  • Elidir una letra en la escritura antigua. Por ejemplo: D’ellos.


  • Representar gráficamente la omisión de una sílaba que no se pronuncia en el lenguaje coloquial de determinada región. Por ejemplo: ¿Pa' qué tú quieres ese dinero?"; Ahora sí que quiero nada' en el río.


En conclusión:


El uso de la puntuación en su escritura ayuda al lector a comprender claramente el mensaje que se transmite. La puntuación principalmente ayuda a indicar las pausas y el énfasis en ciertas ideas o pensamientos que se discuten en el texto.


SIGNOS DE PUNTUACIÓN. Su función principal es la de establecer pausas en la lectura, indicar diferentes entonaciones, evitar ambigüedades, facilitar la comprensión, introducir aclaraciones, marcar situaciones


Una buena ortografía también puede reflejar el modo en que se ordenan las ideas y la capacidad que se tiene para comunicarlas.


Queremos acompañarte a mejorar tu español cada día con contenidos que nos conecten y te identifiquen.


Si les ha gustado,marca te gusta, y los invitamos a que lo compartan con sus amigos.


Todos estos temas los compartimos en nuestro conversatorios.


Únete a nuestro Club. Club de lectura Easy Spanish. y disfruta de conversatorios y lecturas compartidas.


Si quieres practicar el idioma español de una manera entretenida, diferente y dinámica, síguenos en nuestras redes sociales y en el app de podcast de tu preferiencia.


Aprende español escuchando nuestros episodios y practica la lectura y la comprensión, con nuestro Blog en cualquier lugar y en cualquier momento, te ofrecemos contenido variado semanalmente.


Cuéntanos, qué otro tema quieres aprender. ¡Tus deseos son órdenes!¡Escríbelo en los comentarios y te leeré encantada!


Gracias por visitarnos y nos encontramos por aquí y en los podcast la próxima semana con un nuevo tema.


Esto fue hablemos de Easy Spanish.

¡Tu mejor experiencia hablando español!


































9 views

Recent Posts

See All

Comentarios


bottom of page