top of page

Join the Club

Join our email list and get access to specials deals exclusive to our subscribers.

Thanks for submitting!

  • Writer's pictureEasy Spanish

Pasión y Obsesión


¿Qué haríamos en la vida sin la pasión? Gracias a ella, nos sentimos fuertes, vitales y con ganas de empezar nuevos proyectos, pero cuando se convierte en obsesión, puede bloquear nuestra voluntad e impedir que avancemos en la vida.


La pasión y la obsesión son dos formas de motivación que impulsan a las personas a realizar determinadas actividades o tareas. Sin embargo, mientras la pasión conduce al disfrute y a la superación, la obsesión lleva a la opresión y a la frustración.


La pasión define nuestra forma de ser, de divertirnos, de ver la vida... Podemos sentir pasión, por ejemplo, por el baile, por pintar, por hacer deporte, por el cuidado de las plantas... y también es esa sensación que sentimos cuando empezamos a salir con una persona.


Este sentimiento forma parte de nuestra esencia más interior.


Nos hace fluir y sentirnos libres, nos da la fuerza y el valor para empezar nuevos proyectos, para tener determinación en cualquier ámbito de la vida, para no caer en el desgano... En definitiva, nos ayuda en nuestro bienestar emocional y en nuestro crecimiento.


Y es que, cuando una pasión es positiva y armoniosa, conseguimos estar conectados con el momento presente y podemos disfrutar de lo que estamos haciendo simplemente por lo bien que nos hace sentir, sin pensar en el resultado final ni en el resto del mundo.


Pero cuando esta pasión, en lugar de ayudarnos a crecer, bloquea y paraliza nuestra voluntad, se convierte una obsesión.

Por lo que te pregunto. ¿Qué papel juega la pasión en tu vida? ¿Qué tipos de pasiones existen?¿Cuando la pasión se convierte en obsesión? ¿Qué significado tiene la palabra pasión?¿Qué es una obsesión?


Pasión y Obsesión

Este es nuestro nuevo tema en el Blog


Si estás interesado en aprender español, de una manera diferente, con temas reales, variados y con mucha cultura general para conversar y practicar el idioma español. ¡Easy Spanish by Duq es el lugar!


«La pasión es una obsesión positiva. La obsesión es una pasión negativa.» Pero ¿qué quiere decir esta frase? Para entender el significado de dichas palabras, primero es necesario conocer la diferencia entre la pasión y la obsesión, dos términos que están estrechamente relacionados.


Cuando le preguntas a alguien cuál es su pasión, es posible que te diga que es algo que le encanta hacer y que no puede imaginar no hacer. Podrían decir que es algo que los hace sentir vivos y los llena de alegría. Y tendrían razón. Pero la pasión es más que un sentimiento.


Pasión y obsesión son dos realidades en las que nos encontramos motivados a hacer un gran esfuerzo. Sin embargo, mientras que la pasión te lleva a crecer y superarte, la obsesión ejerce una influencia negativa sobre tu vida.


La pasión es una emoción intensa que lo consume todo. Es un fuego que arde dentro de ti, impulsándote a hacer más, ser más y lograr más. La pasión es lo que te motiva a levantarte temprano y quedarte despierto hasta tarde. Es lo que te empuja a seguir adelante cuando las cosas se ponen difíciles. La pasión es lo que te hace único.



Inclusive podemos decir que la pasión surge de un proceso de internalización según el cual una persona asume libremente la realización de una actividad o tarea, comprometiéndose a llevarla a cabo intensamente; es decir, dedicando gran parte de su tiempo y energía a dicha labor.


Pero, aunque esta actividad o tarea se realice de forma constante y persistente, no afecta negativamente a otros aspectos de la vida cotidiana. Esto se debe a que las personas que sienten pasión consiguen controlar sus acciones y administran el tiempo de una forma adecuada, de manera que no se dedican únicamente a la actividad apasionante sino que, también, cumplen con el resto de sus responsabilidades y obligaciones del día a día.


Ahora, hablemos de la obsesión.

La obsesión es una forma extrema de pasión. Y a este concepto también se le puede denominar «pasión obsesiva».


Se trata de decidir llevar a cabo una actividad o tarea, pero no por el mero hecho de disfrutar o enriquecerse con la misma, sino porque uno se siente de alguna forma presionado y busca recibir una respuesta específica por parte de los demás. Por ejemplo, se puede estar buscando aprobación social, aceptación, refuerzo de la autoestima, etc.


De esta manera, la realización de la actividad o tarea que supuestamente resulta apasionante, se convierte prácticamente en una obligación y no en una elección libre. En estos casos, el nivel de compromiso es tan elevado que se llega a perder el control y comienzan las despreocupaciones relacionadas con otros aspectos de la vida, incluso puede desaparecer el placer por la realización de otras actividades.




Esto ocurre porque cuando una persona se obsesiona con algo, siente una especia de compulsión interna que le lleva a realizar la actividad o tarea incluso cuando no debería hacerla. Además, si se le impide llevarla a cabo, puede experimentar frustración, inquietud, preocupación, etc.


Por todo ello, la obsesión afecta significativamente el desarrollo personal y vital de cualquier individuo.


La obsesión es una fijación malsana en alguien o algo. Es una preocupación que lo consume todo y que se apodera de sus pensamientos, emociones y comportamientos. La obsesión a menudo es impulsada por el miedo, el miedo a la pérdida, el miedo al rechazo, el miedo al cambio.


Las obsesiones pueden ser dañinas porque pueden conducir a comportamientos poco saludables, como el acecho, el acaparamiento y el control excesivo. Las obsesiones también pueden ser peligrosas porque pueden hacer que pierdas de vista lo que es importante en la vida.


También hay que decir que pasión y obsesión son realidades contiguas. Es decir, que en muchos casos se comienza con pasión por algo y cuando se cruza cierta frontera se entra en el terreno de la obsesión. Entonces, podría decirse que la obsesión es una suerte de exceso de pasión.


Es posible afirmar que pasión y obsesión son dos caras de la misma moneda. Ambas realidades subjetivas están hechas de gran compromiso emocional y máxima atención y enfoque. Sin embargo, una representa la faceta constructiva y otra la destructiva.


Pasión y obsesión

En muchos casos, pasión y obsesión siguen una línea de continuidad dictada por factores externos. Lo habitual es que todo comience con alguna actividad que gusta y en la que de pronto se descubre un gozo muy especial. Es tan atractiva la labor que la persona comienza a apasionarse por ella.


La pasión hace que le dedique mucho tiempo a esa labor y que se esmere por hacerla cada vez con parámetros de mayor exigencia y perfección. Después vienen los logros y el reconocimiento por la actividad realizada y justo ahí pueden comenzar los problemas.


La validación externa puede operar como un factor negativo. Lo que antes se hacía de forma espontánea y por el solo gusto se hacerlo, ahora se transforma en una actividad que busca obtener una respuesta específica de los demás. Ya no se disfruta el proceso, sino el resultado. Y es entonces cuando puede comenzar a obsesionar.


Los laberintos de la obsesión

Cuando se incurre en la obsesión por una actividad, en razón a la respuesta que se obtiene de los resultados, el gozo se transforma en preocupación.


Se depende de otros y esto inquieta y tensiona. De hecho, hay estudios en los que se muestra que se desarrolla una dependencia tal que incluso se puede incurrir en conductas poco éticas.


Como el resultado de las acciones y la respuesta validadora de los otros es algo que está fuera de control, a las pasiones obsesivas las acompaña la inquietud y, con frecuencia, la frustración.



La dependencia de la validación ajena no es solo emocional, sino que se ha comprobado que también se torna física.


Hay evidencia de que ese exceso de preocupación por la aprobación ajena inunda al cuerpo de dopamina y con eso se sella una suerte de adicción. Esta, por supuesto, refuerza la dependencia y pone todo en otra lógica. Hay esfuerzo, incluso agotamiento, y, a la vez, resultados inciertos. Incluso se llega al punto de necesitar hacer trampa, todo para obtener el aplauso ajeno.


Qué papel juega la pasión en tu vida?

La pasión brinda a las personas la determinación y el valor necesarios para superar los desafíos, aprender de los fracasos y recuperarse más fuertes que antes. En términos de bienestar, la pasión tiene un profundo impacto en nuestra felicidad y satisfacción general en la vida.


¿Qué tipos de pasiones existen?

La pasión se puede clasificar en dos tipos: pasión armoniosa y pasión obsesiva. La pasión armoniosa se caracteriza por elegir libremente participar en una actividad que es importante y se alinea con la propia identidad, sin sentir un impulso incontrolable.


La pasión obsesiva implica una compulsión hacia la actividad que puede llevar a ignorar otras áreas de la vida. La persona puede sentir que pierde el control sobre sus acciones y que está obligada a participar en la actividad, a menudo debido a presiones externas o internas.


Algunas pasiones comunes son: El deporte, El cine, La lectura, La arquitectura, La jardinería.


¿Cuando la pasión se convierte en obsesión?

La obsesión se define como una preocupación enfermiza y compulsiva por alguien o algo.


Cuando la pasión se convierte en obsesión, deja de ser saludable o beneficiosa. Comienza a apoderarse de nuestras vidas, consumir nuestros pensamientos y controlar nuestras acciones.


Algunas señales de que tu pasión puede haberse convertido en una obsesión: Estás pensando en ello todo el tiempo. No puedes concentrarte en nada más. Estás descuidando tus responsabilidades.


¿Qué significado tiene la palabra pasión?


La palabra pasión tiene varios significados: Es un sentimiento intenso, profundo y abrumador que impulsa a las personas hacia actividades, conceptos o personas específicas.



La palabra pasión deriva del latín passio-onis que significa “sufrir”, que a su vez es de la familia ligada al verbo patior “padecer” y de raíz etimológica en común con “paciencia”.


Conociendo el origen de pasión podemos comprender mejor el uso antigua de la palabra en el lenguaje cristiano, como, por ejemplo, la pasión de Cristo. En este contexto, pasión representa el sufrimiento y el padecimiento de Jesús en la cruz.


¿Qué es una obsesión?


Una obsesión es un estado mental que se caracteriza por pensamientos, imágenes o impulsos recurrentes, intrusivos y no deseados. Las obsesiones pueden causar ansiedad en la mayoría de las personas.


Todos podemos pasar por una obsesión en algún momento de nuestras vidas.


Las obsesiones pueden manifestarse de diversas formas, como:


  • Dudas persistentes

  • Necesidad de realizar las cosas de manera simétrica o perfecta

  • Temores de actuar de manera inapropiada o agresiva

  •  Preocupación excesiva por la limpieza o el orden.


Cuando nuestra mente está presa de una obsesión es como tener una venda negra en nuestros ojos: esa obsesión lo abarca todo impidiéndonos no solo disfrutar, sino también mirar, contemplar y ser conscientes de cosas que no giran alrededor de ella.


El paso de la pasión a la obsesión


A modo de conclusión, se puede decir que la pasión está marcada por la motivación interna y la obsesión por factores externos. Pero pasar pasar de una a otra es más sencillo de lo que parece.


Imagínate que un joven te pide un solo consejo. ¿Cuál le daría? Apuesto que más de uno pensó algo así: “haz algo que te apasione”.



Es importante conocer la diferencia entre pasión y obsesión porque la pasión es una emoción sana y positiva, mientras que la obsesión es una emoción malsana y negativa.


La pasión es un interés o deseo extremo por hacer algo. La obsesión es algo en lo que piensas todo el tiempo. La pasión es inspiradora, mientras que la obsesión es destructiva. La pasión es positiva, mientras que la obsesión es negativa.


La pasión puede ser una fuerza que te llena de energía y plenitud, pero si no se tiene cuidado, también puede convertirse en una fuerza destructiva.


Si cree que podría estar obsesionado con algo, es importante buscar ayuda de un profesional. Las obsesiones se pueden tratar con terapia y medicación.


Una obsesión puede hacer que perdamos de vista nuestras metas y nos consuma nuestra pasión.

Es importante entender la línea entre la pasión y la obsesión porque puede significar la diferencia entre el éxito y el fracaso. La pasión es necesaria para el éxito, pero la obsesión solo conducirá a la ruina.


Entender cómo sucede esto, y cómo se puede evitar, es esencial para nuestro bienestar mental, así como para vivir de manera productiva y apasionada.


5 formas de liberarnos de la obsesión

  1. Tomar conciencia sobre lo que nos pasa. Es importante que tomes conciencia sobre tu problema.

  2. Vacía tu mente y no pienses en “falsos” futurismos.

  3. Trata de ver “el bosque en vez del arbusto” .

  4. Vive el aquí y ahora. "Sé realista y objetivo"

  5. Busca ayuda profesional.


Nota.

Cierro con un consejo final basado en mi experiencia personal (confieso, que soy apasionada) pero estoy clara que no hay que tomar decisiones o realizar acciones importantes con emociones exaltadas. La pasión se pueden usar como palanca para planes e ideas… pero las decisiones siempre hay que tomarlas con cabeza fría, algo así como el equivalente a contar hasta 10.


“Si la pasión te empuja, deja que la razón lleve las riendas” (Benjamin Franklin) 


En otras palabras, la pasión es energía. Una vida sin pasión es aburrida, pero también es cierto que la pasión es un arma que puede ser usada para bien o para mal.


Queremos acompañarte a mejorar tu español cada día con contenidos que nos conecten y te identifiquen.

Si les ha gustado,marca te gusta, y los invitamos a que lo compartan con sus amigos.


Todos estos temas los compartimos en nuestro conversatorios.


Únete a nuestro Club. Club de lectura Easy Spanish. y disfruta de conversatorios y lecturas compartidas.


Si quieres practicar el idioma español de una manera entretenida, diferente y dinámica, síguenos en nuestras redes sociales y en el app de podcast de tu preferiencia.


Aprende español escuchando nuestros episodios y practica la lectura y la comprensión, con nuestro Blog en cualquier lugar y en cualquier momento, te ofrecemos contenido variado semanalmente.


Cuéntanos, qué otro tema quieres aprender. ¡Tus deseos son órdenes!¡Escríbelo en los comentarios y te leeré encantada!


Gracias por visitarnos y nos encontramos por aquí y en los podcast la próxima semana con un nuevo tema.


Esto fue hablemos de Easy Spanish.

¡Tu mejor experiencia hablando español!






















































































































8 views

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page